Presta atención a los siguientes avisos, puedes tener un daño renal en tu cuerpo.

Si tu cuerpo no filtra las toxinas de la manera debida esto puede repercutir seriamente en tu salud. Nuestros riñones necesitan mayor flujo sanguíneo. Un 25 % de toda la sangre bombeada por el corazón va directamente a los riñones.

Esto se debe a que son los encargados de filtrar la sangre para eliminar las toxinas contenidas en ésta. La finalidad es que tu organismo se quede únicamente con aquello que le es útil.

Los riñones son órganos muy activos, nuestro cuerpo puede vivir sólo con uno. Además, si un bebé naciera sin uno, el otro riñón crecería y pesaría tanto como dos riñones juntos.

Seguramente piensas que estos síntomas son normales pero, te equivocas

1. Sientes dolor de espalda últimamente

Todo comienza en un lado de la espalda baja y evoluciona hacia el otro. Esto significa que hay daño renal en ambos riñones. Si estos dolores te aquejan al levantarte en la madrugada o en las mañanas y se quitan al orinar, es importante que acudas al médico.

2. Picazón o resequedad en la piel

Cuando las toxinas se acumulan en exceso en el organismo —debido a que tus riñones no están trabajando bien— se manifiestan erupciones o resequedad en tu piel. Si notas que esto ocurre es muy probable que tus riñones requieran de una revisión médica.

3. Tu función urinaria se altera

Si orinas más veces de lo normal en las noches, y tu orina es muy espumosa o tiene una coloración marrón, acude lo más pronto que puedas a una revisión.

4. Hinchazón en diferentes zonas de tu cuerpo

Puede manifestarse en los pies, piernas o tobillos. Esta hinchazón puede llegar a ser dolorosa e incómoda.

5. Sientes fatiga extrema

Al no bombear sangre en los niveles normales, tus riñones no distribuyen la cantidad suficiente de glóbulos rojos y por lo tanto no hay presencia de una cantidad adecuada de oxígeno. Esto causa fatiga.

6. Te mareas y no puedes concentrarte

Como tu cerebro no recibe las cantidades suficientes de oxígeno su capacidad de concentración disminuye o pueden existir mareos repentinos.

7. Puedes padecer uremia

¿Sabes cuáles son los síntomas de uremia? Principalmente náuseas, reacción lógica de tu cuerpo cuando intenta deshacerse de esa contaminación acumulada.

8. Cambios en tu aliento

El ácido úrico provocado por las toxinas retenidas te provoca un sabor metálico en tu boca o un aliento con aroma a amoniaco.

9. Aumento de presión arterial

Debido a la retención de líquidos o el incremento de los niveles de sodio en la sangre, la presión puede aumentar.

Para que tus riñones siempre funcionen de manera correcta se recomienda la práctica constante de ejercicio, evitar hábitos dañinos como fumar o beber en exceso, beber agua en cantidades adecuadas y visitar al médico periódicamente para hacer chequeos de rutina.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here